domingo, 13 de julio de 2008

Galeria de Ausencias II Parte.

Hay soledades como esta


Ellos tienen una soledad tan carcomida
anclas como brazos
y su voz como llovizna

hambres antiguas
invocan sobras por las ventanas
mientras la lluvia revienta en su cara

risas / miedos
tormentas y burlas

soledades como estas
les urden demonios en la sangre
y les hace tapizar su dedo
medio en cada rostro

por eso ves a esos personajes de ceniza

así... sin prisa
hurgando basureros y abandonos


pero no ves

alcantarillas como camas
puentes como techos
zapatos como almohada

hay soledades como estas

capaces de romper todos los espejos
porque duele más
mirarse en esos
filosos puñales
de uno mismo...

que quedarse
con miserias y migajas

hay soledades como estas
tan carcomidas
tan reventadas
y llenas de demonios en la sangre

que uno no se da cuenta... o no quiere

pero hay soledades como esta
creciendo en nuestras manos.

César Augusto







“Todos somos sacos”
Rafael Esquivel.


Nada mejor.



Hay canciones como sacos
poemas como corbatas
y pinturas como zapatos

no todos nos podemos poner
el traje del diablo
y quedar bien en las portadas de la muerte

a veces se ajusta en la entre pierna
o se amplia en las curvas del desvelo
y nos creemos aptos para el escenario

pero…
no hay nada mejor para la conciencia
que cantar desnudos en el armario.


Cesar Augusto.







Dialogo para subir (o no) las gradas del templo.


Se detuvieron a devorar la tarde de árboles
el parque empezaba a cargarse de sombras...

El viento con sus lenguas nupciales
los invito a descifrar cada paso


ella y el

El: de sombra a las campanas

Ella: con sueño soñando

El: a escondidas

Ella: Iluminada por un beso

El: con temor a la catástrofe

Ella: con los vitrales rotos

El: Desnudo y bostezando

Ella: siempre tarde

El: sin diezmo y con hambre

Ella: Brincando las ostias

El: Cantando las campanas

Ella: con los ojos cerrados cayendo al sol.


solo atinaron a sonreírse la mirada

- ella le se sacude el saco
- el le seca los velos
- ambos guardan los anillos
para algún lobo hambriento

La muchedumbre incrédula les sonríe
con puñitos de arroz
aún en sus manos

indefensos
aferrados a la nada.
César Augusto


“ Amor mío has de saber
que uno tiene el alma negra
de respirar el humo de los bares
en los que nunca has de beber.”
Ismael Serrano.

Alma negra.


Un tropel de cantos oscuros
me alcanza en un bar barato
donde da lo mismo besar
que hacer crujir las botellas

una mujer me mira

un disco lanza orgías de soledades

ella tiene miedo y no escucha

cierro los ojos
para que no mire las cosas que detesto
para que no deteste las cosas que miro

su silla de lunas
merodea mis estrellas
y nos alcanzamos a tocar a ciegas

nos damos cuenta …

que somos parte del tropel

del bar barato

de las botellas

- uno no puede saberlo todo...
(me silva mientras desarma mis zapatos)

- uno no puede quererlo todo
(me dice hurgando mis demonios)

uno no puede creerlo todo
uno no puede
no debe...
(le digo mientras le asesto mis furias)

entonces

el amanecer se convierte
en un baile de sombras
con cantos oscuros
y almas negras .


César Augusto.


Los sueños de Amanda


Amanda sueña
entre sus túnicas

pero alguien le puso
lenguas a la noche
y
la atraviesa con
sus fríos cristales

las estrellas le tiritan
peces en su vientre

ahora sus sueños
son cadenas de viento
acumulado en sus mejillas

lluvias caen de su mirada

blasfemias le llegan de lejos

de lejos

con rumores de muerte


hoy Amanda es un brote de ríos
que hacen crujir el amanecer

Amanda sueña
tus sueños
los míos
todos los sueños.








" Afuera hay sol
Yo, me visto de cenizas."
Alejandra Pizarnik”
Demonio suburbano…


Con esta boca de fuego
devoro la soledad a gritos

reviento sus cristales
todas sus puertas

desdigo sus hambres
sus manos y sus cantos

así está…
la piel que dejaste de abrazar
y nutres con sorbos de silencio

por eso traigo esta angustia embravecida

mis agujas sostienen horas oscuras

mis vitrales se rompen en el aire

entonces maldecir las furias
se hace más fácil
y
puteo porque la lluvia
sigue siendo tan solo un espejismo

devoro el fuego a gritos
con esta boca de soledad

y me nutro
y me maldigo

demonio suburbano…

sigo cayendo en estas tardes dolorosas

me visto de cenizas
abro mis venas

convoco a un Dios pero

rebota….

rebota… rebota…

rebota…

como una exquisita y clara blasfemia.








Navegarte en silencio



Rompo las hojas
araño los ecos

dibujo brújulas en tus olas y tus viento

la marea baja
aún revienta las palmeras

con la luna a cuestas

mis pies y mis insomnios
tropiezan con tus sombras

la espuma me trae barullos
de recuerdos tuyos

me empapo de olvidos

hurgo deseos antiguos
para terminar de morir con esta lluvia

tirito sueños

como un dios

sin paraíso

ni templos


navego

tu mar a pieles

tu viento

tu sal

toda tu ciudad en silencio

malditamente urbano

malditamente solo.





Sin tiempo.


El tiempo
nos araña la piel a segundos

es un animal
que galopa y lame
las heridas

mastica a polvos las ausencias

sacude antiguos versos de sangre

indefenso

cuando la rosa se revienta
en parpados de luz

o el manantial se abre
en silenciosos sueños

cuando una mujer escapa de si
o cuando un niño llora de mi

su tic tac
me recuerda que existo

que puedo ser la lágrima
de ese animal hambriento

el que araña antiguos versos de sangre

el que revienta silencioso manantiales

soy ese animal sin tiempo

el que acecha segundos ala muerte.









Baile de ausencias

"La ausencia es un hermoso baile
donde nadie nos ve."
Te busco aún
incansable
en esta noche
acertijo de sombras

descubro que la ciudad
es el mismo monstruo
y me abraza como siempre

me refugio en bares y semáforos

espero
la invitación adecuada
o
un color nuevo
para cruzar todas las calles

y abrir todas la piernas
y escapar de tu
látigo de recuerdos

aún te busco
descalzo y extranjero
en esta tierra de nadie

renazco para cercenar
uvas apacibles
y sueños de luz

dejar este baile de olvidos

de empaparme de ausencias
y de culpas

bailo indiferente

todos han cerrado sus parpados

soy el ojo de la noche.





Nota periodística: Vanessa Venture inicia trabajos de minería con cianuro a cielo abierto en Crucitas, Zona Norte, San Carlos, Oscar Arias presidente de CR derogo decreto que prohibía este tipo de explotación.
Alcaldía Municipal se alegra por que recaudara $1millon en impuestos.

San Carlos en llamas


I.

Una mano de fuego invita
a una aventurera
a sacudir el polvo dorado de tus cruces


a enmarañar tus raíces

a espantarte tucanes de viento

y lo que navega en tu pecho

las guatusas y las lluvias

los niños descalzos y los guayabales

las pescas por las tardes y las tardes

cantos y manantiales
nunca serán los mismos

lo sabes y me llamas en llamas
con enormes señales temblorosas

no te quieres ver
cianúrica / solitaria / devastada

no pretendo mi tierra
abrazada por brasas

por eso grito y maldigo
a los que se venden
y te venden
en alma y diablo

escucha… San Carlos te llama
en llamas
para que luchemos juntos

por esta tierra que sangra
por estos niños que ladran

vamos a desgastar políticos
que se lavan las manos

vamos a maldecirlos
como Dios manda.





II.

Que harías Arias
si tu hija durmiera
con cianuro bajo su almohada

si en tu casa habitara la muerte
amenazando tu espada

que harías
si alguien te obligara
a besar pies de demonios

te empeñas
en sangrar mi tierra
en llenar de cenizas todo lo que viene

así la paz no existe

tu Nobel es una farsa

quizás no te preocupe
como duerme tu hija

quizás no existe en tu vocabulario
la palabra esperanza

porque en tu casa
no hay
heliconias
bromélias
ni margaritas

no hay nada dulce en ti…

duermes con lobos
y andas con calma

hay un presente

y estas palabras como lanzas

duerme
lobito
duerme

que San Carlos
esta en llamas
y nos llama.








“A veces miro para atrás, pero es para saber de donde vengo.”
Malpais.


III.

Que le diré a mis hijos?

a los hijos de mis hijos?

A los hijos de tus hijos?

Que les diré?

Que no pudimos?

Que nos vencimos?

Que bueno…

un millón de dólares anuales

250 empleos

caminos nuevos

que les digo

que vergüenza

no tendré palabras

ni poesía que los convenza


que será de nosotros

si no volvemos la vista atrás

por temor a lo que fuimos

entonces

como darle la cara
a lo que viene

sabiendo
lo que vamos a dejar de ser.





IV.

a Oscar Arias Sánchez (premio Nóbel de la Paz)

Lobo.


La paz
es una frontera
que no existe

aunque
a veces aparece

se disfraza de abuelita
para comerte mejor.




V.

“Hay momentos en que se nos ocurren pensamientos tenebrosos, como si fueran iluminaciones malditas, y que nuestra imaginación, fascinada y cautiva, se apresura a plasmarlos en imágenes.
¡Si las serpientes pudieran volar!”
Francisco Rodriguez B


Hay pensamientos
que se convierten
no solo en absolutas
sino
en malditas verdades

por eso
en este País
de todos y de nadie

las serpientes

no solo se arrastran

también vuelan

y nos gobiernan.










Por medir.


Mido
a medias
mis días
mis comedias

pero no tenía
más que reír

opté entonces
por saturar cada día
con tu sonrisa

ahora
mido
escalo
nada
mente

de piel mis instantes

asegurándome ser
humanamente imposible

imposible
humano por reír

a medias
tus días
tus comedias
tus melodías

cabalgo a segundos
los insomnios

para poder reír
y
morir después.







Mi abuelo. a Juan Navarro Martínez, la semilla.


“La muerte es una puta descarada...
acuesta con todos para siempre.

me dijo el viejo
acribillado de lloviznas
a orillas del balcón

el silencio
era la humedad
en su cabello de cenizas

aunque no lloraba
tenía el brillo de un millón
de lágrimas en sus ojos

fumaba incandescente
los recuerdos frente al espejo

fue guerrero en 1948

rompió tierras con el gobierno

cabalgo en Venezuela

voló en Costa Rica

al final
todo hecho quietud

mi abuelo…
el muy descarado

se acostó con ella que lo esperaba
en el balcón acribillado de lloviznas

y se fue con esa

la más puta de todas
para siempre.













Blasfemias.

I.

Porque tanto
amo Dios a su hijo…

tanto
tanto
tanto pero tanto
tanto
tanto
tanto

que lo dejo morir en la cruz
por mi / por ti

todos somos culpables
de su amor desmedido.





II.

Si hubiese sido Dios
sin duda dejaría vivir
a Jesús hijo / hombre
eternamente
lleno de milagros
y descendencias.




III.

Nunca pude aceptar
haber nacido culpable de su muerte
si al nacer
ni siquiera podía abrir los ojos.





IV.

Estas son blasfemias
contra los que hablan
de ti
bien o mal.






V.

Nos heredaste:

una manzana como castigo
el dolor como alimento
el pensamiento
el vértigo
la soledad
el frió
la caricia
los besos
el temor
el sexo

como digna señal
de sabernos vivos.






VI.

Siempre he creído
que la muerte
es tu mejor amante.






VII.

Por mi culpa
por mi culpa

por tu gran culpa.





VIII.


Yo no culpo

a la cruz

ni a la lanza

ni su tres días de tardanza

no tengo tanto poder

no lo tengo.

IX.

Dios tu sabes lo que poseo
no me pidas diezmos.





X.

Acepto
tu último regalo

la muerte

de esta carne que ama.





XI.

Mis últimas blasfemias
serían:

- Amar a mi carne como a tus templos.

- Dejarlo todo y seguirte.

- Haber tirado la piedra.

1 comentario:

Silvi dijo...

Lei la primera poesia me gusto la forma de expresarte.
Buenas vibras!!!!!
Silvi